EN TIEMPO REAL

Contacto

(571)3176506

Descargue y almacenamiento de granos importados en puertos marítimos tropicales

Por: Ing. Alexánder Eslava Sarmiento, Consultor portuario y especialista en logística internacional
laeslavas@unal.du.co

Si un importador en un país tropical tiene que almacenar el grano por varias semanas, es importante que limite el contenido de humedad bajo especificaciones de contrato. Un límite de 14,0 o 14,5% es una garantía. En los últimos años, el promedio del contenido de humedad de los embarques de exportación de maíz (amarillo y blanco No. 2) de los EE. UU. ha sido aproximadamente de 14,3%; esto obedece quizá a las especificaciones máximas de contenido de humedad de 14,5% en la mayoría de los contratos internacionales.

La humedad del grano contribuye al peso del mismo sin proveer sustancias nutritivas, tales como proteínas, almidones, grasas, vitaminas y minerales. El valor equivalente de grano a cualquier nivel de humedad se puede calcular multiplicando el precio por tonelada por la proporción del peso seco a los distintos niveles de contenido de humedad.

Cuando los granos importados se encuentran fríos y pasan por aire tibio y húmedo, el agua a veces se condensa en la superficie del grano. Esto se ve en ocasiones al descargar el grano frío en puertos marítimos ubicados en zonas tropicales. El grano absorberá esta humedad rápidamente. Si se mantiene el grano fresco por varios días o semanas, este contenido mayor de humedad y la humedad dentro del grano tendrá muy poco efecto negativo y el aumento del contenido de la humedad dentro del grano será muy bajo. Sin embargo, esta concentración de agua recién absorbida se mantiene en las capas superficiales del grano, lo que puede causar que los medidores de humedad electrónicos en los puertos de recibo sobrestimen la humedad del grano.

Si el grano importado presenta altos contenidos de humedad, por efecto de su almacenamiento en una zona tropical se producirá una humedad relativamente alta al aire que se encuentre dentro de la masa de granos, permitiendo a la vez el crecimiento y respiración acelerada de hongos y bacterias, lo que conlleva a la pérdida del valor comercial del grano. Por cada punto de porcentaje de humedad mayor del 14% se aumentará por dos la tasa de la respiración y deterioro de la masa de granos almacenada en la zona tropical.

Durante el descargue y almacenamiento de granos importados en puertos tropicales existen razones por las cuales su temperatura cambia. Puede ser debido a que el grano importado llegó más fresco que las condiciones ambientales existentes en la zona tropical y poco a poco se calienta para balancearse con esas condiciones o porque se está calentando de manera interna.

En zonas tropicales –como es el caso de los puertos marítimos de Colombia con temperatura media de 29 °C y humedad relativa media de 83%–, almacenar granos importados por un tiempo mayor a dos meses y querer un grano sano es extremadamente difícil. No se debe esperar que la fumigación destruya todo el hongo o se detenga el calentamiento del grano que ya ha empezado. Las sustancias que son inhibidoras de hongo no pueden destruir la micotoxina (sustancia tóxica cuya ingestión, inhalación o absorción cutánea reduce la actividad, enferma o causa la muerte de animales y personas) ni sacarla del grano, cuando este ya la tiene en su interior. En los EE. UU. todos los embarques de granos de exportación son analizados previamente con el propósito de detectar la presencia de aflatoxina (son micotoxinas producidas en pequeñas concentraciones por hongos del género Aspergillus), que es la toxina más común en los granos almacenados. No son aceptables los embarques de granos que contengan más de 20 partes por billón.

Los clientes que importan granos a un ambiente tropical se enfrentan con desafíos mucho más difíciles que sus homólogos en el país de origen en cuanto al almacenamiento, por las siguientes razones:

  • El proceso de exportación con tanto manejo del grano, causa más rotura y polvo del mismo.
  • La temperatura ambiente del país de destino es más alta que en el país de origen.
  • La humedad relativa con frecuencia es más alta en los climas tropicales que en los países de exportación.

Respecto a la calidad de los granos importados durante las etapas de descargue, recibo y almacenamiento, generalmente el calor y el agua son sus enemigos principales. Aún en zonas templadas la temperatura y contenido de humedad del grano importado establecen la tasa de deterioro y pérdida. Del contenido de humedad del grano importado durante el periodo de almacenamiento dependerán todos los factores que intervienen, de una u otra forma, en su deterioro. Insectos, hongos, fermentaciones, calor creciente de la masa de granos, etc., están ligados directamente con la humedad.

La tabla 1 muestra que si se almacena el grano con un contenido de humedad del 13%, a temperatura ambiente de 20 °C, tendrá 100 días de almacenaje antes de que inicie la pérdida de su valor comercial.

Los números determinados en la tabla 1 son los días equivalentes de almacenamiento seguro (sin deterioro) para el mismo grano importado a temperaturas y humedades más altas. Al aumentar la temperatura a 30 °C en el lugar de almacenamiento y mantener el contenido de humedad del grano en el 13% se reduce a 35 el número de días seguros de almacenaje.

La humedad presente en el aire (porcentaje de humedad relativa) y en el grano importado afecta varios aspectos del manejo y almacenamiento en zonas que sean tropicales. La masa de aire húmedo de los granos almacenados, cualquiera sea su contenido de humedad, tenderá a movilizarse de acuerdo con los principios físicos que gobiernan los movimientos de los gases (corrientes de aire). Ahora, cuando la temperatura del ambiente aumenta progresivamente por la condición tropical, el grano, que se importa más frío, presentará gradientes de temperatura en la parte central y en la periferia de la pila o masa de grano a granel, lo que originará condensación en la parte alta de la pila.

La temperatura juega un papel valioso, pues de ella dependerá el contenido de humedad del aire. El grano importado y el aire intergranario tienden a buscar el equilibrio higroscópico, es decir, los granos absorben y liberan agua. Este intercambio se realiza progresivamente y es muy lento. Saber el punto de equilibrio (contenido de humedad de equilibrio en porcentaje, %) de los granos importados es muy importante, pues permitirá conocer qué humedad se podrá alcanzar con un aire que circule entre la masa de granos. Este concepto debe tenerse en cuenta cuando se almacene grano y se quiera evitar la proliferación de hongos o cualquier deterioro producido por un exceso de humedad en el lugar de almacenamiento, especialmente en los puertos tropicales. Estos factores son importantes porque si la humedad relativa y la temperatura ambiente son altas o características de una zona tropical, estas condiciones facilitarán el crecimiento de hongos y bacterias durante el almacenamiento del grano.

A manera de ejemplo. Si un grano importado con un contenido de humedad del 14,38% en puerto de origen no tropical –70% de humedad relativa del medio ambiente– se desarga en puerto de destino y entra en contacto con grandes cantidades de aire tropical –temperatura de 28 °C y humedad relativa del medio ambiente del 80%–, el grano alcanzará un nuevo contendido de humedad de equilibrio, es decir, la humedad relativa del medio ambiente más alta tendrá la tendencia de rehumedecer el grano importado hasta un 16,30% de contenido de humedad de equilibrio.

Ahora, si la temperatura de almacenamiento se mantiene a 28°C y la humedad relativa del medio ambiente es inferior al 70% (condición no tropical), el grano importado tendrá la tendencia a deshidratarse, pues llegará a un contenido de humedad de equlibrio del 13,55%.

De otro lado, con frecuencia se ve agua condensada en el equipo de transporte de grano cuando se descarga grano frío de un buque y se transporta bajo condiciones tropicales; esto se debe a que el grano se enfría hasta casi 0°C durante periodos de almacenamiento en el invierno de Norteamérica. A pesar de que normalmente el grano se calienta durante el transporte doméstico y durante el proceso de cargarlo a un buque, con frecuencia los granos llegan a los puertos tropicales con una temperatura de 10 °C más fría que el aire del medio ambiente en el puerto de recibo. El contacto entre el grano importado frío y la maquinaria de recibo (cucharas, tolvas, cárcamos, transportadores de cadena, elevadores de cangilón, básculas, etc.) enfría el metal hasta que el agua se condensa en su superficie.

Después de haber sido descargado del buque, el grano importado se acondiciona y se almacena; esta es la etapa en la que el grano estará inmóvil por un tiempo, durante el cual comenzará a gestarse una serie de procesos interrelacionados entre sí y que incidirán finalmente en la calidad del grano almacenado.

Respecto a la pérdida de materia seca del grano importado, esta tiene como parámetro límite el 0,5%. El tiempo permisible de almacenamiento es determinado en función de la temperatura del grano y de su contenido de humedad de almacenamiento, tal como se observa en la tabla 3. A manera de ejemplo: un grano importado almacenado a una temperatura de 29,4 °C con un contenido de humedad del 16% tendrá un tiempo permisible –antes de que supere el 0,5% de la descomposición o pérdida de su materia seca– de 35 días. Si después de 10 días, el grano importado sigue respirando y su contenido de humedad ha alcanzado el 18%, el nuevo tiempo permisible para almacenamiento será aproximadamente de 14 días. granos llegan a los puertos tropicales con una temperatura de 10 °C más fría que el aire del medio ambiente en el puerto de recibo. El contacto entre el grano importado frío y la maquinaria de recibo (cucharas, tolvas, cárcamos, transportadores de cadena, elevadores de cangilón, básculas, etc.) enfría el metal hasta que el agua se condensa en su superficie. Después de haber sido descargado del buque, el grano importado se acondiciona y se almacena; esta es la etapa en la que el grano estará inmóvil por un tiempo, durante el cual comenzará a gestarse una serie de procesos interrelacionados entre sí y que incidirán finalmente en la calidad del grano almacenado. Respecto a la pérdida de materia seca del grano importado, esta tiene como parámetro límite el 0,5%. El tiempo permisible de almacenamiento es determinado en función de la temperatura del grano y de su contenido de humedad de almacenamiento, tal como se observa en la tabla 3.

A manera de ejemplo: un grano importado almacenado a una temperatura de 29,4 °C con un contenido de humedad del 16% tendrá un tiempo permisible –antes de que supere el 0,5% de la descomposición o pérdida de su materia seca– de 35 días. Si después de 10 días, el grano importado sigue respirando y su contenido de humedad ha alcanzado el 18%, el nuevo tiempo permisible para almacenamiento será aproximadamente de 14 días.

Fuente: revistadelogistica.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *