EN TIEMPO REAL

Contacto

(571)3176506

El “Pacific Vision” es el primer buque de transporte de minerales VLOC inteligente del mundo al implementar la notación SmartShip de DNL GL.

(Seguro le interesa: Transformación digital en operadores portuarios.)

En una época dominada por los dispositivos inteligentes y la automatización, el sector marítimo es consciente de los avances en estas tecnologías y no quiere ser ajeno a la innovación.

En los últimos años, varias compañías han estado en la búsqueda de construir buques de transporte de pasajeros y de productos que sean inteligentes, remotos, e incluso, autónomos.

La visión Un buque autónomo tiene inmensos beneficios en seguridad, eficiencia, costos de producción, operación y mantenimiento.

Una embarcación que no necesite tripulación ya sea porque es controlado remotamente o porque es totalmente autónomo tiene varios puntos a favor con respecto a las naves actuales.

Por ejemplo, tienen la posibilidad de ser diseñados con mejor hidrodinámica y resistencia al viento porque no tendría tripulación para acomodar, no necesitarían sistemas de ventilación y calefacción, ni tratamiento de aguas residuales.

Esto significaría un ahorro en el peso de la embarcación y el consumo de energía eléctrica y de combustible, que al final se vería reflejado en reducción de costos de construcción y operación.

Transporte de minerales con tecnología de punta

El pasado 28 de diciembre, el “Pacific Visión” fue entregado a la compañía China Merchants Energy Shipping Company. Este buque es el primer VLOC que implementa la calificación DNV GL y CCS, y su construcción lleva al sector marítimo un paso más cerca de lograr un buque totalmente autónomo.

Según Det Norske Veritas, la embarcación tiene tecnología de última generación que incluye mejoras operativas, de rendimiento y de monitoreo de condición.

Integra un sistema que le permite analizar y procesar toda la información de su operación y resolver problemas de información duplicada.

Tiene también, un sistema de comunicación que le permite establecer contacto directo con otras embarcaciones en mar abierto para evitar colisiones.

Con respecto a la comunicación con tierra, permite una comunicación efectiva y encriptada para ser una fuente confiable de datos y un ejemplo para futuras construcción de centros de mando en tierra.

Por último, implementa un sistema de apoyo que sugiere decisiones a la tripulación para ayudar a reducir incidentes de navegación, demoras y colisiones. Este sistema es el primero de su clase presente en un buque “inteligente”.

El Pacific Vision, que tiene una longitud de 362 metros y un calado de 23 metros, operará inicialmente entre Asia y Brasil. Sin embargo, en un futuro cercano lo hará también entre Brasil y Europa.

Otro caso de innovación en buques fue presentado por las compañías Rolls-Royce y Mitsui O.S.K el año pasado.

En septiembre de ese año, revelaron que su sistema de conciencia inteligente había sido probado satisfactoriamente en un proyecto piloto, como lo informó el portal World Maritime News.

Ambas compañías habían realizado una asociación en diciembre de 2017 y a mediados del año pasado implementaron sensores, cámaras térmicas y un sistema de detección de rangos y luz en un ferri de pasajeros que operaba en la noche.

Con esto, le brindaron a la tripulación la capacidad de ver obstáculos a distancias que en condiciones normales hubiese sido imposible.

¿Pueden los puertos de Colombia recibir estos buques?

Colombia debe ser consciente de estos cambios, y sus puertos deben estar preparados para recibir este tipo de embarcaciones de cara a mejorar su competitividad en la región.

(Seguro le interesa: Inversión en los puertos de Colombia.)

Por ejemplo, en este momento ningún puerto del país está en condiciones de recibir el Pacific Vision o ningún otro buque con calados similares.

Los buques de última generación son una realidad. Las embarcaciones con capacidades de carga cada vez mayores y con sistemas inteligentes que les permiten operar con mayor eficiencia tendrán una tendencia a aumentar.

Por esta razón, el transporte de minerales y, en general, el comercio exterior de productos a nivel mundial se verá beneficiado enormemente con los nuevos desarrollos y diseños de buques.

Foto: Pxhere.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *