EN TIEMPO REAL

Contacto

(571)3176506

En el último año la DIAN realizó algunos cambios en el cálculo del IVA para las declaraciones en zonas francas. Sin embargo los operadores de estas zonas realizaron interpretaciones incorrectas de la norma.

También le puede interesar:

> Nuevas regulaciones para el control de carga de comercio exterior.
> Las terminales portuarias inteligentes son el presente, no el futuro.

Las zonas francas son muy importantes para la dinámica económica de Colombia. Estas zonas delimitadas operan con una normatividad especial en temas tributarios, aduaneros y de comercio exterior.

En total, en el país operan 112 zonas francas ubicadas en 19 departamentos y 64 municipios. Además, generan más 307.000 empleos, según La República.

Dentro de los beneficios que otorgan estas áreas, está la exención de los derechos de importación, como el arancel y el IVA. Algunas zonas brindan tratamientos especiales en el ICA y el predial.

Según declaró el director de la Cámara de Usuarios de Zonas, Édgar Martínez, a la República, el objetivo de estos beneficios es atraer nuevas inversiones a sus departamentos.

Esta meta se ha logrado con creces, pues dentro de las zonas se han instalado 941 nuevas empresas y se han invertido $43 billones de pesos.

Y es que entre enero y septiembre de este año, registraron el movimiento de más de US$3.400 millones de dólares, teniendo en cuenta las importaciones y exportaciones. Esto representó un aumento del 17,7% con respecto al mismo período del año anterior.

Cambios en las declaraciones en zonas francas

Durante este año la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) realizó algunos cambios en la forma de calcular el IVA en las declaraciones en zonas francas.

Sin embargo, los operadores de las zonas interpretaron las modificaciones de manera errónea lo que generó desinformación en el sector y ocasionó suposiciones e incertidumbre en los trabajadores.

Por ejemplo, rondó el rumor acerca del riesgo de 30.000 empleos en todo el país, e incluso, la desaparición de las zonas francas, según informó Portafolio.

Sin embargo, ninguno de estos rumores son ciertos. Así las cosas, estos son los mitos y realidades que clarifican la situación que ha generado controversia.

1. Base gravable del IVA

La DIAN no creó la fórmula para el calcular la base gravable del IVA. En realidad, la creó la Ley de Financiamiento, es decir, el Congreso de la República.

Además, el gobierno quitó la posibilidad de retirar bienes de las zonas sin ser declarados, para todos los productos fabricados con materiales 100% colombianos. Es decir que si hay pago de IVA, debe haber declaración de importación.

2. IVA atrapado

No existe un IVA atrapado. Lo cierto es que cuando un usuario nacionaliza los productos en la zona franca, el IVA que pagó será descontable. Esto sucede, porque en la declaración especial de importación el usuario pagará otro IVA sobre producto terminado.

Además, cuando este mismo usuario venda el bien, también cobrará IVA. Es decir que los valores de IVA pagados se recuperarán.

3. Zonas francas podrían desaparecer

No es cierto que se paga un IVA doble y que por esta razón las zonas francas podrían dejar de existir. La realidad es que el usuario tiene dos opciones cuando adquiere materias prima en el exterior.

La primera alternativa es ingresarlas a la zona franca sin nacionalizarlas, y luego, nacionalizar el producto terminado cuando lo produzca caso en el que se pagaría IVA únicamente al finalizar la producción del bien.

La segunda opción es nacionalizar las materias primas pagando IVA y arancel y, posteriormente, nacionalizar el producto terminado pagando los impuestos correspondientes. En este caso, el usuario realiza dos procesos diferentes, y para cada uno paga dos IVA distintos.

4. Cambio en las condiciones para zonas francas

El concepto 951 no cambia las condiciones que estaban reglamentadas en las zonas francas. Algunas de sus interpretaciones fueron aclaradas en los puntos anteriores.

Como su nombre lo indica, es un concepto más no una norma. El concepto es vinculante para los funcionarios de la DIAN, sin embargo puede omitirse e incluso, así lo harían los jueces sensatos pues preferirían aplicar las leyes decretadas y vigentes.

Por esto, es importante conocer las implicaciones de los cambios que introdujo la DIAN para las declaraciones en las zonas francas, y aclarar las malas interpretaciones que han llevado a suposiciones y conjeturas erróneas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *