EN TIEMPO REAL

Contacto

(571)3176506

Los operadores de buques navegan en aguas internacionales y arriban a varios países, exponiéndose al contagio de COVID-19. Por esto la ICS publicó recomendaciones para las motonaves y sus tripulaciones.

También le puede interesar:

> Recomendaciones de bioseguridad de la UNCTAD para los puertos.
> Efectos de las restricciones de los países exportadores de productos médicos en sus exportaciones.

El contagio descontrolado de la COVID-19 a principios de este año puso en alerta a las autoridades sanitarias globales, por esta razón publicaron guías para evitar el contagio de la enfermedad y para el manejo de casos de infección positivos.

Sin embargo, el mundo vivió el efecto más devastador de de la pandemia durante los meses de febrero, marzo y abril cuando mútiples naciones impusieron cuarentenas en la población, dejando a más de 1.000 millones de personas en casa.

(Seguro le interesa: Por qué se está viviendo un desequilibrio en la carga global de contenedores)

En este período, varios organismos internacionales publicaron recomendaciones, guías y protocolos para la contención y manejo de los contagios para sectores específicos de la economía mundial.

Uno de ellos fue Cámara Marítima Internacional (IMC) que, con el fin de ayudar a las compañías de transporte de carga marítima. publicó una guía para los operadores de buques, basada en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Marítima Internacional (OMI), la Organización Internacional del Trabajo y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

La IMC, a través de la publicación, realizó un llamado a los gobiernos y las empresas navieras con el fin de proteger la salud de la gente de mar, los pasajeros y la población en general.

Restricciones de entrada a los puertos

La IMC lanzó un llamado a los Estados que hacen parte del Reglamento Sanitario Internacional de la OMS para que no rechacen la libre plática de los buques por razones de salud pública, con el fin de que puedan ingresar a un puerto, embarcar o desembarcar, o realizar el cargue o descargue de commodities.

Pero, aclara, que las naciones pueden someter la libre plática a inspección y, en caso de encontrar una fuente de contaminación a bordo, realizar la conducta necesaria, para evitar la propagación.

Además, lanzó una advertencia sobre las medidas que adoptaron algunos puertos pues pueden estar violando el Reglamento Sanitario Internacional (IHS) de la OMS, el convenio para facilitar el tráfico marítimo internacional (FAL) y otros principios marítimos sobre los derechos y tratamiento de la gente de mar y los pasajeros.

(Seguro le interesa: Medidas adoptadas por COVID-19 en los principales puertos de Latinoamérica y el mundo)

Medidas de protección para los operadores de buques

La gente de mar debe informar a sus proveedores de atención médica si han visitado un lugar donde se haya reportado casos de COVID-19 en los últimos 14 días.

Si la tripulación tiene fiebre, tos o dificultad para respirar deben buscar atención médica de manera prioritaria.

La recomendación es tomar las precauciones de Protección de Infecciones y Control Standard (IPC) de la OMS, con énfasis en la higiene respiratoria y de manos

  • Lavado frecuente de manos de la tripulación y pasajeros usando jabón y agua tibia o una base de alcohol de al menos 65-70%, durante 20 segundos.
  • Evitar tocar la cara, incluyendo la boca, nariz y ojos con las manos sin lavar.
  • La tripulación y los pasajeros deben cubrirse la boca y la nariz con pañuelo desechable al estornudar, toser. limpiarse y sonarse la nariz. y luego, desechar el pañuelo usado inmediatamente.
  • Si no hay una pañuelo disponible, deben cubrirse con la parte interna del codo flexionado.
  • Todos los pañuelos deben arrojarse rápidamente en una caneca.
  • Deben mantener una distancia de, al menos, 3 pies de distancia con otras personas.
  • La carne, leche u otros productos animales deben manejarse con cuidado, para evitar la contaminación cruzada con alimentos sin cocinar.

También, es importante que el personal dedique tiempo para lavar sus manos luego de toser o estornudar, usando pañuelos, o luego de un contacto con secreciones respiratorias, objetos o superficies que puedan estar contaminadas.

Plan de gestión de brotes

Los barcos y buques deben desarrollar un plan de manejo de brotes para COVID-19 por escrito. La tripulación y los pasajeros deben tener conocimiento del plan y lo deben implementar según sea necesario.

La gente de mar debe recibir información de acuerdo con los consejos de la OMS para el tráfico internacional con respecto a la pandemia de la COVID-18.

La información sobre COVID-19 está disponible en la página de la OMS.

Información a la gente de mar

Los operadores de buques deben proveer una guía a la tripulación sobre cómo reconocer las señales y síntomas de la COVID-19, y deben recordar el plan y los procedimientos a seguir si un pasajero o miembro de la tripulación muestra síntomas de una enfermedad respiratoria.

El equipo médico a bordo de los buques deben estar informados y actualizados sobre la pandemia y sobre nuevas guías o evidencia disponible. Como recomendación, la página de la OMS publica constantemente información de la COVID-19.

También, pueden consultar la guía del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los operadores de buques pueden consultar la guía completa de la IMC en su página web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *