EN TIEMPO REAL

Contacto

(571)3176506

Varias compañías marítimas están comprometidas con el desarrollo de motonaves con cero emisiones, como los buques eléctricos, para reducir el impacto ambiental del sector.

También le puede interesar:

> Ventura Group, el operador portuario enfocado en la eficiencia.
> Efectos de las restricciones de los países exportadores de productos médicos en sus exportaciones.

El transporte marítimo es fundamental para las actividades de comercio exterior a nivel mundial pues, sin éste, no sería posible soportar la demanda de importaciones y exportaciones del mundo actual.

Y es que, según la Organización Marítima Internacional (OMI), cerca del 90% del comercio mundial se mueve por vía marítima, lo que representa una cantidad considerable de buques operando y transportando carga.

El Informe Sobre Transporte Marítimo 2019, publicado por la UNCTAD reveló que en 2019 la oferta mundial de buques era de 96.295 unidades, que sumaban una capacidad total de carga de 1.976.491 TPM.

Esta capacidad representó un aumento del 2,6% con respecto al 2018, y, si bien el ritmo de crecimiento de la capacidad global de carga está disminuyendo desde el año 2012, esta continúa por encima del 2,5% anual.

Impacto ambiental de los buques

La magnitud de la flota de buques genera un impacto ambiental considerable. Según la OMI los buques generan entre el 2% y 3% de las emisiones globales de gases invernaderos. Esto, posiciona al transporte marítimo como la sexta industria emisora de gases invernadero a nivel mundial.

Por esta razón, la meta de la OMI es reducir la emisión de estos gases al 50% en los próximos 30 años, y lograr la descarbonización total, es decir que todos los buques operando sean cero emisiones, lo más pronto posible en este siglo.

Además, los buques también son responsables, en un porcentaje considerable, de la polución del aire. Cerca del 15% de mortalidad prematura asociada a la polución producida por el transporte es debida al transporte marítimo.

La industria naviera contamina debido a que usa fueloil pesado como combustible, derivado del residuo de la destilación del petróleo crudo. El petróleo crudo contiene azufre y, tras la combustión en el motor, es liberado en forma de óxidos de azufre junto con el resto de emisiones del buque.

Primeras iniciativas ambientales

La OMI estableció las primeras restricciones a los óxidos de azufre en 2005, y los ha venido disminuyendo gradualmente. Hasta el 31 de diciembre de 2019 era del 3,5% masa/masa.

Este año, con el fin de dar un paso hacia la meta de 2050, estableció un nuevo límite de 0,5% masa/masa que entró en vigor el 1 enero.

Según la OMI, esto representresentará una reducción del 77% de las emisiones totales producidas por los buques, y evitará que 8.5 millones de toneladas métricas anuales de óxidos de azufre lleguen a la atmósfera.

Sin embargo, este nuevo límite tiene implicaciones para las compañías navieras, pues la industria debe obtener nuevas mezclas de fueloil para cumplir la restricción, instalar sistemas de limpieza de gases o cambiar el combustible.

El 70% del costo operacional de la industria naviera es el combustible, explicó Diane Gilpin, CEO de Smart Green Shipping Alliance a The World. Y para lograr un combustible más limpio las refinerías deben agregar más diésel a la mezcla.

Por esto, algunos expertos creen que el primer impacto de esta medida es el aumento del precio del diésel, afectando no solo a la industria naviera, sino al transporte en general.

Otra iniciativa es la alianza de más de 110 compañías del sector marítimo. energético, infraestructura y financiero, apoyados por organismos como el Banco Mundial.

La alianza, denominada “Getting Zero Coalition” busca la viabilidad comercial de que los buques con cero emisiones entren en operación en el 2030, además de cumplir la meta de la OMI de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los buques en un 50% para el 2050.

(Seguro le interesa: Cuál será la energía usada en el transporte marítimo en 2050)

Los buques eléctricos son el futuro ahora

Un alternativa a los combustibles fósiles que ya usa el sector de transporte es la energía eléctrica.

Los automóviles eléctricos hoy son una realidad, pues fabricantes tradicionales y de lujo como Hyundai, Nissan, Renault, BMW, Mercedes-Benz y Audi y Jaguar ya tienen versiones comerciales cero emisiones.

Incluso, fabricantes deportivos como Porsche y otros relativamente nuevos en el mercado como Tesla, también entraron a competir en este segmento con vehículos eléctricos.

En el transporte de carga, empresas como Volvo, Renault, MAN y BYD también ofrecen vehículos comerciales eléctricos para entornos urbanos.

Con respecto al transporte marítimo, varios fabricantes ya están trabajando en la producción de buques totalmente eléctricos. Desde 2015 opera el ferry eléctrico “Ampere”, de 80 m de largo y 21 m de ancho, que puede transportar 120 carros y 360 pasajeros.

Y en el transporte de carga también hay avances importantes. China, por ejemplo, ya realizó pruebas de buques eléctricos con una capacidad de 1.000 toneladas y una autonomía de 50km.

Por su parte, la compañía naviera, Port Liner, anunció que este año entrarán en operación sus primeros buques eléctricos.

Con 52 m de longitud, 6.7 m de ancho y una capacidad de carga de 24 contenedores de 20 pies con un peso máximo de 245 toneladas las barcazas aún no tiene un nombre oficial. Esto causó que las llamaran “Tesla de los mares”.

La compañía planea inciar operación con una flota de 5 barcazas de este tipo. Además, proyecta incluir en un futuro cercano otras 6 barcazas de 110 m de largo con una capacidad de 270 contenedores.

El “Yara Bikerland” es otro buque insignia de la innovación en el sector marítimo pues, además de ser totalmente eléctrico, es autónomo. La motonave tiene capacidad de transportar 120 TEU. Su operación estaba planeada para este pero presenta retrasos por la pandemia.

Por esta razón. los buques eléctricos son la alternativa más próxima en el transporte marítimo cero emisiones.

Foto: Flickr.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *